Cuidados de enfermeria en medicina interna

Modelos de coordinación de cuidados de enfermería

Además de acoger a los residentes de Medicina Interna y a otros alumnos clínicos, hay varias cosas que hacen que el SIM sea único y que nos permiten ofrecer una Medicina de primer orden a nuestros pacientes. Entre ellas se encuentran las siguientes.

En pocas palabras, la Atención de Alto Valor ofrece los mejores resultados de salud del paciente al menor costo posible. El coste de la asistencia sanitaria y de las primas de los seguros es importante. Nuestra mayor preocupación es la parte de este coste que corresponde a nuestros pacientes y cómo puede repercutir en su salud.

Trabajamos para proporcionar una atención de alto valor mediante la adhesión a la medicina basada en la evidencia, la aplicación de la gestión de la salud de la población y las intervenciones de apoyo al paciente, la reducción de las prácticas de despilfarro, como las pruebas innecesarias, el aumento de la eficiencia de nuestros procesos, y la práctica de la administración financiera.

En el SIM atendemos a una población diversa de pacientes y llevamos muchos años comprometidos con la promoción de la equidad sanitaria. Trabajamos en pro de la equidad sanitaria proporcionando servicios completos y accesibles que son fundamentales para nuestros pacientes, incorporando los determinantes sociales de la salud a nuestra forma de practicar la medicina, ofreciendo una gestión de la atención y trabajando con otras organizaciones comunitarias para garantizar que se satisfagan las necesidades de nuestros pacientes.

Sueldo de una enfermera de medicina interna

En las dos últimas décadas, la integración se ha convertido en una de las principales preocupaciones de muchos gobiernos y sistemas sanitarios [1, 2, 3, 4]. Con unos recursos financieros limitados, el envejecimiento de la población y las enfermedades crónicas comórbidas [5, 6, 7], muchos países han reconocido la necesidad de pasar de una atención fragmentada y discontinua a un sistema sanitario más integrado [8]. Los estudios han demostrado el potencial de la atención integrada para mejorar la continuidad de la atención, la accesibilidad, la calidad y la seguridad de la atención, así como la rentabilidad de los servicios [9]. La coordinación asistencial en torno a las necesidades de los pacientes se ha reconocido como una dimensión fundamental de la integración que facilita la prestación de una atención integral y sin fisuras [10]. También se ha reconocido como una responsabilidad clave de la atención primaria [11].

A medida que aumenta la complejidad, también lo hace la necesidad de una atención primaria más fuerte, capaz de prestar más atención en la comunidad y de coordinar la atención dentro de la atención primaria y en todos los niveles asistenciales [12, 13]. Millones de personas en todo el mundo tienen necesidades complejas que van más allá de lo que suele ofrecer el sistema sanitario [14]. La fragmentación de los servicios de atención sanitaria y social hace que los pacientes con necesidades complejas tengan que asumir la mayor responsabilidad de navegar por su propio camino a través de los servicios y los proveedores [15] y experimentan los sistemas como algo confuso y abrumador [16]. Para estos pacientes, la coordinación de la atención y la integración de los servicios sanitarios y sociales son aún más importantes.

Ejemplos de enfermería de coordinación de cuidados

Se entrevistó a una muestra de conveniencia de 14 residentes y 14 enfermeras voluntarias de la División de Medicina Interna General de los Hospitales Universitarios de Ginebra (Suiza) para explorar sus percepciones y expectativas sobre las funciones profesionales de los residentes y las enfermeras, para su propia profesión y para la otra. Las entrevistas se analizaron mediante un análisis de contenido temático. Los mismos entrevistados rellenaron también un cuestionario en el que se preguntaban sus propias acciones previstas y las acciones esperadas del otro profesional en respuesta a 11 escenarios clínicos.

De las entrevistas surgieron tres temas principales: el manejo del paciente, el razonamiento clínico y los procesos de toma de decisiones, y las funciones en el equipo. Las enfermeras y los residentes compartían percepciones generales sobre el manejo de los pacientes. Sin embargo, faltaron percepciones y expectativas compartidas sobre la autonomía de las enfermeras en el manejo de los pacientes, la participación de las enfermeras en el proceso de toma de decisiones, la interdependencia profesional y la implicación de los residentes en el trabajo en equipo. Los resultados de los escenarios clínicos mostraron que las acciones previstas por las enfermeras diferían de las expectativas de los residentes, principalmente en lo que respecta a la autonomía en el manejo de los pacientes. La correlación entre las expectativas de los residentes y las acciones previstas por las enfermeras fue de 0,56 (p = 0,08), mientras que la correlación entre las expectativas de las enfermeras y las acciones previstas por los residentes fue de 0,80 (p<0,001).

Cuidados de enfermería multidimensionales

Visión general de las experiencias de los PCP Los PCP describieron a los pacientes complejos como aquellos con necesidades multidimensionales, tales como socioeconómicas, médicas y de salud mental. De los datos surgió una visión de la atención óptima para los pacientes complejos, pero los PCP también encontraron importantes barreras a nivel local y del sistema sanitario más amplio para proporcionar dicha atención. Para superar estas barreras, los PCP dependían de los valores profesionales y de las estrategias de atención individuales. Desarrollamos una ilustración esquemática para ilustrar este problema de recursos inadecuados de los PCP para afrontar el reto de atender a pacientes complejos (Fig. 3).Pacientes complejosLos participantes describieron a los pacientes complejos como aquellos con necesidades médicas, de salud mental y sociales. Un participante del CHC describió a un típico paciente muy complejo:

[Este paciente de 52 años] tiene diabetes, hipertensión, gota, hiperlipidemia, úlcera péptica y asma. Su lista de medicamentos tiene al menos dos páginas. No tenía hogar y padecía depresión y [trastorno] esquizoafectivo… Sólo llevaba un par de semanas fuera de la cárcel. No tenía seguro ni nada …. No comía con regularidad, así que tenía miedo de inyectarse la insulina…