Ph metria esofagica de 24 horas

Configuración del registrador de pH ZepHr

ISSN 0120-9957. https://doi.org/10.22516/25007440.300. Introducción: El reflujo gastroesofágico es un fenómeno fisiológico común en los niños prematuros y se diagnostica con frecuencia en los neonatos, para los que constituye un fenómeno clínico importante. Objetivo: Determinar la prevalencia y los síntomas de la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) mediante la monitorización ambulatoria del pH esofágico durante 24 horas en neonatos prematuros. Metodología: Se trata de un estudio de prevalencia de ERGE en pacientes de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales de Cali, Colombia. Se monitoreó el pH esofágico de los neonatos cuando se sospechó de ERGE. Además, se registraron y tuvieron en cuenta variables sociodemográficas y clínicas. Se realizó un análisis univariado mediante medidas de tendencia central y un análisis bivariado mediante la prueba de chi-cuadrado y la prueba T de Student con p <0,05 establecida como significativa. Resultados: Se incluyeron 20 recién nacidos prematuros cuyas edades desde el nacimiento oscilaron entre 27,6 días y 36,5 días y cuyas edades gestacionales oscilaron entre 3,8 semanas y 31,6 semanas. Doce eran varones y once (55,0%) tenían un pH anormal. Los residuos gástricos y las enfermedades cardíacas se asociaron con el pH anormal. Conclusiones: La prevalencia de ERGE encontrada a través de la monitorización del pH fue relativamente alta en este grupo de lactantes en comparación con los hallazgos de la literatura mundial, aunque no se encontraron asociaciones claras entre los síntomas analizados y otros factores, excepto la cardiopatía y el residuo gástrico.Palabras clave

Суточная внутрижелудочная pH-метрия

La monitorización del pH/impedancia esofágica de 24 horas mide la cantidad de reflujo (tanto ácido como no ácido) en su esófago durante un periodo de 24 horas, y evalúa si sus síntomas están correlacionados con el reflujo. En la Universidad de Michigan, esta prueba es realizada por uno de nuestros técnicos experimentados y es interpretada por uno de nuestros gastroenterólogos con experiencia dedicada a la monitorización del reflujo esofágico. Nuestros expertos realizan más de 400 procedimientos de monitorización del reflujo esofágico cada año.

Esta prueba consiste en la colocación de un catéter (del tamaño y la flexibilidad de un cable de alimentación de un teléfono inteligente) a través de las fosas nasales, que se introduce en el esófago con un trago de agua. El otro extremo del catéter se pegará a la mejilla, se envolverá sobre la oreja y se conectará a una pequeña grabadora de datos que llevará a la altura de la cintura, sujeta por una correa sobre el hombro. Podrá tragar, hablar y respirar sin ninguna dificultad durante la prueba.      La colocación de la sonda durará unos 10 minutos, pero si su médico también le ha pedido una manometría esofágica [enlace a la nueva página cuando la url esté disponible], su cita durará más tiempo.

Ph-metria przełyku

La monitorización del pH esofágico es el estándar de oro actual para el diagnóstico de la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). Proporciona una medición fisiológica directa del ácido en el esófago y es el método más objetivo para documentar la enfermedad por reflujo, evaluar la gravedad de la enfermedad y controlar la respuesta de la enfermedad al tratamiento médico o quirúrgico. También puede utilizarse para diagnosticar el reflujo laringofaríngeo.

La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) es una enfermedad común en los países occidentales. En Estados Unidos, el 7% de la población experimenta ardor de estómago a diario y el 44% al menos una vez al mes[2]. El ardor de estómago se produce cuando la mucosa esofágica está expuesta al contenido gástrico ácido, pero la queja de ardor de estómago no siempre es una guía fiable de la presencia de reflujo ácido en el esófago[3]. [3] Además, sólo la mitad de los pacientes con una mayor exposición al ácido en el esófago tendrán esofagitis[4]. Por lo tanto, el diagnóstico de la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) sobre la base de los síntomas o los hallazgos endoscópicos es problemático[cita requerida].

Examen de PHmetria (24 horas con el aparato)

Objetivo: Determinar la sensibilidad de las series gastrointestinales superiores (UGI), adoptando la monitorización del pH esofágico de 24 horas como estándar de oro en el diagnóstico de la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) en recién nacidos prematuros, además de describir la presencia de anomalías anatómicas en el tubo digestivo. Materiales y métodos: En el presente estudio se incluyeron 41 neonatos con un peso medio al nacer de 1.243,9 g, que presentaban signos/síntomas de ERGE y una monitorización anormal del pH esofágico durante 24 horas (índice de reflujo > 10%). La serie de UGI se realizó tan pronto como las condiciones clínicas de los bebés se consideraron suficientemente estables. Resultados: La monitorización del pH de 24 horas y la serie UGI se realizaron, respectivamente, a los 49,8 y 66,8 días de vida. La sensibilidad de la serie UGI fue del 39,0 (IC 95%: 25,754,3%). El índice de reflujo fue significativo en el 41,4%, moderado en el 44,8% y leve en el 13,8% de los casos. Sólo un caso de hernia de hiato fue identificado por la serie UGI. Conclusión: La serie gastrointestinal superior ha demostrado una baja sensibilidad en el diagnóstico de ERGE en recién nacidos prematuros y no se asoció con la gravedad del reflujo en comparación con la monitorización del pH. Sin embargo, es útil en la detección de anomalías anatómicas en el tracto gastrointestinal superior.