Rayos infrarrojos medicina

Ejemplos de radiación infrarroja

Vatansever, Fatma y Hamblin, Michael R.. «Radiación infrarroja lejana (FIR): Sus efectos biológicos y aplicaciones médicas»: Ferne Infrarotstrahlung: Biologische Effekte und medizinische Anwendungen» Photonics & Lasers in Medicine, vol. 1, no. 4, 2012, pp. 255-266. https://doi.org/10.1515/plm-2012-0034

Vatansever, F. & Hamblin, M. (2012). Far infrared radiation (FIR): Sus efectos biológicos y aplicaciones médicas: Ferne Infrarotstrahlung: Biologische Effekte und medizinische Anwendungen. Photonics & Lasers in Medicine, 1(4), 255-266. https://doi.org/10.1515/plm-2012-0034

Vatansever, F. y Hamblin, M. (2012) Far infrared radiation (FIR): Sus efectos biológicos y aplicaciones médicas: Ferne Infrarotstrahlung: Biologische Effekte und medizinische Anwendungen. Photonics & Lasers in Medicine, Vol. 1 (Issue 4), pp. 255-266. https://doi.org/10.1515/plm-2012-0034

Vatansever, Fatma y Hamblin, Michael R.. «Far infrared radiation (FIR): Sus efectos biológicos y aplicaciones médicas»: Ferne Infrarotstrahlung: Biologische Effekte und medizinische Anwendungen» Photonics & Lasers in Medicine 1, no. 4 (2012): 255-266. https://doi.org/10.1515/plm-2012-0034

Usos de los rayos infrarrojos en medicina

Todos los organismos vivos están sometidos a la radiación electromagnética natural que llega a la tierra desde el sol. La radiación térmica (o infrarroja) es una banda de energía en el espectro electromagnético completo y se ha utilizado eficazmente durante milenios para tratar/aliviar ciertos problemas de salud y molestias.

La radiación infrarroja transfiere energía puramente en forma de calor que puede ser percibida por los termorreceptores de la piel humana como calor radiante. Su aplicación en medicina requiere la comprensión y el conocimiento de las interacciones de la radiación electromagnética en el rango de FIR con las estructuras biológicas (incluyendo las células, las membranas celulares, los fluidos celulares – especialmente el agua, el ADN/las proteínas) y el funcionamiento de los sistemas vivos en general. Para simplificar, el FIR puede desglosarse en 3 propiedades principales: radiación, penetración profunda y absorción por resonancia.

Los iones negativos son increíblemente importantes para determinar el estado de ánimo. El doctor Michael Terman, de la Universidad de Columbia en Nueva York, ha investigado los iones negativos e informa de que «la acción del oleaje crea iones negativos en el aire y también lo vemos inmediatamente después de las tormentas de primavera, cuando la gente informa de que su estado de ánimo se ha aligerado». Además, estudios de la Universidad de Columbia sobre la depresión en invierno han demostrado que ésta puede aliviarse tanto con generadores de iones negativos como con el uso de antidepresivos, sin los efectos secundarios negativos. Estos iones aumentan la cantidad de flujo de oxígeno al cerebro, aumentando la conciencia y la energía mental.

Efectos de la luz infrarroja en las personas y el medio ambiente

Cristiano L1*1Unidad de investigación de biotecnologías estéticas y médicas, empresa Prestige, Loro Ciuffenna (AR), ItaliaAutor correspondiente: Luigi CristianoDirección: Unidad de investigación de biotecnologías estéticas y médicas, Empresa Prestige, Loro Ciuffenna (AR), Italia; Correo electrónico: luigicristiano@libero.it; prestige.infomed@gmail.comReceived fecha: 12 de octubre de 2019; Fecha de aceptación: 22 de octubre de 2019; Fecha de publicación: 29 de octubre de 2019

La radiación infrarroja tiene longitudes de onda entre 780nm y 1000μm. Es bien absorbida por los organismos vivos y se percibe como calor. Los mecanismos de acción de los rayos infrarrojos en el ser humano son aún poco conocidos, sin embargo se conocen sus efectos en los tejidos vivos, especialmente útiles en el tratamiento de diversas enfermedades y trastornos, en la reducción de los tiempos de cicatrización de las heridas, en la pérdida de peso, en la remodelación corporal no quirúrgica, en el fotorrejuvenecimiento, en la recuperación muscular, en la mejora de la calidad del sueño, en la relajación y en otras muchas aplicaciones en medicina, medicina estética no invasiva, belleza, fitness y bienestar. Esta breve comunicación pretende ofrecer una visión general del uso de los infrarrojos y de los dispositivos relacionados con ellos en estos campos de aplicación, agrupándolos según (1) aplicaciones médicas, (2) aplicaciones de medicina estética no invasiva y tratamientos de belleza y (3) para su uso en el bienestar doméstico.

Fuerza y longitud de la radiación infrarroja

Estos tipos son los generadores luminosos, que emiten luz en la gama del IR cercano, es decir, 700-1400 nm, y los generadores no luminosos, que emiten luz en la gama del IR lejano, es decir, 3000-0,1 mm. La luz puede llegar a casi 4 cm de profundidad bajo la piel en el IR lejano.

Antes de iniciar el procedimiento, el técnico que lo lleve a cabo deberá lavarse cuidadosamente las manos. Mantendrá expuesta la zona donde deba aplicar el calor y la radiación, pero cubrirá el resto del cuerpo del paciente para evitar cualquier exposición no deseada. Los ojos del paciente deben protegerse de cualquier radiación con gafas negras.

La lámpara está a una distancia de 45-55 cm. El tiempo de exposición dependerá de la prescripción del médico tratante. A diferencia de la radiación ultravioleta, la radiación infrarroja no causa ningún daño o perjuicio a las células y su uso es seguro.

La luz infrarroja activa los fotorreceptores presentes en las células, que inician una serie de reacciones metabólicas resultantes de la activación. El proceso libera una molécula mensajera, el óxido nítrico, de las células. Esta molécula tiene varios efectos positivos, entre ellos: